Hay daños severos, algunos irrecuperables en la zona de Los Frentones, La Clotilde y se suman Las Breñas, Bajo Hondo y La Tigra.

Productores algodoneros de distintos puntos de la provincia, mantiene su preocupación por la afectación que se da en lotes que están creciendo en una de sus primeras etapas, debido al efecto originado por lo que consideran podría tratarse de deriva de fumigaciones hechas en campos vecinos.

Los casos puntuales se dieron en Los Frentones, en La Clotilde, Las Breñas, sur de Sáenz Peña, La Tigra y parte de Gancedo según reportaron los productores.

Gladys Mikuskiewicz, de la zona rural de Los Frentones contó a NORTE que al recorrer el lote de algodón en estos días, para verificar su estado, “me encontré que estaba dañado, achicarrado, algo que ya se dio en otros lotes de otros productores”.

Para intentar salvarlo, “estamos echando fertilizantes anoche y antes de anoche y hoy en una parte donde esta un poquito mejor, pero lo mío, no creo que se salve, está muy afectado, además no llueve hace varias semanas ya”, señaló.

Poco más de 150 hectáreas de algodón fueron afectadas aparentemente por el uso indebido por parte de vecinos del plaguicida hormonal que aún no se sabe si puede ser 2.4 D en formulación Ester u otro como el Paraquat 27,6 cuya acción es poco afectada por lluvias inmediata a la aplicación. La productora dijo que otro lote—el de su esposo, Nicolas Uzelak, también se vio afectado a la altura del kilómetros 264 de la Ruta Nacional Nº 16 al oeste de Los Frentones, en el departamento Almirante Brown, y las hojas presenta la forma de “pata de rana”, razón por la cual consideran que se trata de 2.4D.

La aplicación de este potente pesticida –cuya aplicación se encuentra prohibida en el Chaco por ley desde el mes de agosto hasta fines de marzo–, habría sido utilizada por algunos vecinos al campo de MIkuswkiewicz, en lotes de girasol.

De acuerdo a la información dada por la productora, se trata de una superficie implantada con el cultivo de algodón que abarcó unas 150 hectáreas que se vieron afectadas con deformaciones en las tres a cuatro hojas del extremo apical como así también de las pequeñas ramas laterales con alargamiento de hojas, enrutamiento, deformación de nervaduras y pequeños pimpollos con la consiguiente pérdida de los mismos.

Esta sintomatología es coincidente con la producida por herbicidas hormonales cuyo principio activo es 2.4D y por distribución en la totalidad del lote, con sectores con mayor afectación se puede deducir que se trata de una deriva de aplicaciones realizadas en lotes cercanos a esta parcela por este herbicida en formulación ester, la cual se encuentra prohibida en el Chaco por ley, en la franja de siete meses desde agosto a marzo.

KONSIMAL: “ALGO HAY QUE HACER”

Denis Konsimal, productor algodonero de la zona sur de Sáenz Peña, también vio afectado un lote algodón. “Hay que tomar medidas, por favor, así no se puede sembrar más algodón”, dijo, y agregó: Muchachos duele. y mucho se invierte sembrando, es mucha la dedicación, la pelea contra el picudo , implica mucho poder sembrar algodón y encima te lo funden ..esto ya no tiene explicación”, expresó.

EN LA CLOTILDE

En tanto, Carlos Poliszchuk, contó que su lote que fue afectado por la deriva de productos químicos aparentemente de un avión fumigador, “lleva ya mas de 40 dias, y no se recupera, tiene aplicación foliar y ni así, y llovió 70 milimetros”, indicó.

Se supo que también el problema se da en zonas de Vilela, en Santiago del Estero. Desde allí, el productor Nicolas Badel dijo: Este año decidí sembrar a fines de noviembre, si vieran los algodones gauchos en el maíz a principios de noviembre laafectación que tenían de derivas”, dijo.

EN ZONA DE LAS BREÑAS

Hay varios lotes afectados en zona de Las Breñas, como el del productor Sergio Struss. “Nadie da respuestas, hay que hacer una movida grande, parece”, señaló. FOTO1. Gladys Mikuskiewicz, de la zona rural de Los Frentones muestra a NORTE su lote de algodón, y la afectación que tiene a raíz de la deriva.

Fuente: diarionorte.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *